Los 10 artículos de [e-aprendizaje] menos leídos en 2013

blessmyspongebathEn otras ocasiones he destacado o recomendado un listado de artículos de esta bitácora seleccionados entre los más leídos. Esta vez voy a hacer lo contrario, recomendarte diez artículos entre los menos leídos de 2013, así en plan outsider 🙂

Me explico.

Cuando las bitácoras van envejeciendo hay un montón de material que se queda olvidado en el archivo, escondido entre otros muchos que probablemente fueron más afortunados y consiguieron más lecturas y difusión. Porque esto de los blogs no deja de tener una buena ración de casualidades, y no necesariamente el mejor artículo tiene el mayor número de visitas, de ‘likes‘ o de difusión en redes sociales.

Estos diez artículos, la mayoría de 2010, tuvieron este año diez o menos lecturas, y es posible que ni siquiera los leyeras en su momento, y si lo hiciste igual alguno te sorprende, como me han sorprendido a mí.

En varios de ellos destacan ideas como el aprendizaje en abierto, el valor de la generación de redes durante el proceso de aprendizaje o el aprender haciendo, ideas en las que sigo creyendo y que forman parte de mi guión a la hora de diseñar una acción formativa, ya sea presencial o en Red.

Otros son simplemente curiosos o entretenidos, y quizá en alguno te parezca normal que no los haya leído casi nadie por lo malos que son 😀

En cualquier caso, te deseo una provechosa [re]lectura.

imagen | bless my sponge bath por zev con licencia CC-by-nc-sa

Cuando el aprendizaje se hizo digital

aprDigitalLo digital se ha convertido en un ingrediente clave para comprender y futurizar no solo sobre el actual contexto social, económico y cultural, sino especialmente, por lo que nos jugamos como sociedad, la escuela y más genéricamente los procesos formativos, tanto formales y no formales.

1. DISEÑAR DESDE LO TECNOLÓGICO

En este sentido el concepto de e-learning ha trascendido a la extensión tecnológica de la antigua formación a distancia para incluir cualquier actividad de aprendizaje [presencial o no presencial] que integre el uso de las tecnologías, lo cual en muchos casos ha supuesto simplemente un diseño de los procesos formativos subordinado a las tecnologías, lo cual es, a todas vistas, el enfoque equivocado.

El Modelo TPACK, por el contrario, nos propone un proceso de diseño que parte de decisiones curriculares [en el caso del ámbito escolar] o vinculadas a nuestro Syllabus, o al mapa de competencias y la evaluación del desempeño de nuestro personal, continua con las decisiones pedagógicas y, finalmente, atiende a las decisiones tecnológicas.

Inspirados en este modelo en Conecta13 hemos desarrollado un documento, que hemos llamado Artefactos digitales para el diseño de tareas de aprendizaje, en el que ofrecemos una serie de actividades que puede desarrollar el alumnado en su proceso de aprendizaje, el artefacto digital que se puede desarrollar para dar respuesta a cada una de ellas y una propuesta de herramientas.

artefactosDigitales

2. EL ESTUDIANTE [Y SU PLE] EN EL CENTRO DEL PROCESO

Diseñar acciones formativas en las que el alumnado sea el centro del proceso, algo que parece fundamental para conseguir aprendizajes significativos, implica en el caso del e-learning plantearse que el alumnado debe hacerse consciente de su PLE, tanto en su dimensión tecnológica, es decir en la gestión de las herramientas y recursos necesarios para aprender en contextos digitales, como en la dimensión de gestión del aprendizaje o autoregulación de sus procesos de aprendizaje.

Seguramente lo más útil que podemos hacer en cualquier acción formativa es dotar a nuestro alumnado de los recursos suficientes para convertirse en aprendices autónomos, es decir, los formadores debemos ser proveedores o facilitadores en el desarrollo del PLE de nuestros estudiantes.

3. AUSENCIA DEL FACTOR SOCIAL

Frente a los cursos de e-learning cerrados y diseñados bajo modelos ‘de arriba abajo’, en los que el experto y sus contenidos siguen jugando el mismo rol que en la formación presencial tradicional dejando al aprendiz pocas oportunidades de elección o libertad en su proceso de aprendizaje, las actividades de aprendizaje abiertas que se desarrollan usando espacios no jerarquizados como las redes sociales ponen de relieve la importancia de la dimensión social del aprendizaje.

Nuestro alumnado tiende a escaparse de los espacios rígidos y aburridos de los LMS en favor de espacios sociales donde desarrollan parte de su actividad digital, y en los que resulta más fácil implicarlos en actividades de aprendizaje.

IMG_32874. EL APRENDIZAJE ES UBICUO

Es decir, está en continuo movimiento, no está sujeto a espacios físicos ni temporales, sin embargo nuestros diseños formativos no facilitan esta cualidad del aprendizaje, especialmente en lo que se refiere al feedback, uno de los puntos fuertes del modelo tradicional de e-learning, donde el soporte tutorial se entiende como un factor clave para la finalización del alumnado. Así es que las plataformas dejan de ofrecer este servicio el viernes a media tarde para volver a activarse los lunes por la mañana, al tiempo que esperamos aprendices permanentes, ¿no parece una contradicción?

En Guadalinfo tuve la ocasión de plantear a la empresa con la que diseñamos el plan de formación de dinamizadores una propuesta donde extender el soporte durante toda la semana con bastante éxito y sin encarecer el proyecto.

5. ¿Y SI ‘MOOCIFICAMOS’ NUESTROS CURSOS?

Frente a quienes sólo ven el fenómeno MOOC como otra trampa del sistema, otros hemos aprendido cosas, especialmente en referencia a las relaciones entre aprendiz y contenidos, y entre aprendiz y su comunidad, e incluso sobre el valor de lo masivo. Y esto nos ha llevado a plantearnos la posibilidad de MOOCificar nuestras actividades de formación en línea. La MOOCificación nos anima a centrar el proceso de aprendizaje en las conversaciones [y por tanto estimular las conexiones y la Red de los participantes] y en promover la creación de contenidos por parte de los aprendices.

Hace año y medio, en una de las últimas actividades que coordiné en Guadalinfo, experimentamos MOOCificando un curso de Márketing Digital dirigido a un grupo de pequeños emprendedores de nuestra Red con un más que razonable éxito, no sólo en cuestión de aprendizajes, sino en la generación de redes de intercambio de información, conocimiento y proyectos. Por cierto, al mismo tiempo evaluábamos una nueva e innovadora herramienta para que los participantes gestionaran sus PLEs.

MOOCificar un curso implica diseñar pensando en términos de redes, buscando hacer que emerjan talentos y conecten para generar ideas y desarrollar proyectos. Supone ceder el papel principal a los participantes, invitándoles a adaptar el curso a sus necesidades, a elegir sus propios itinerarios, a promover la creación de contenidos digitales de valor.

Creo que el e-learning debe plantearse estas cinco cuestiones, buscando salir del espacio de confort en el que se ha acomodado en muchas ocasiones. Sobre estas cuestiones y otras muchas charlaremos el próximo martes 3 de diciembre en la Jornada Ser Digital que organiza la UOC en Barcelona.

Y tú, ¿qué cuestiones crees que nos deberíamos plantear los profesionales del e-learning?

imagen 1 | Google+ por The Daring Librarian con licencia CC-by-sa
imagen 2 | Artefactos Digitales por Conecta13 con licencia CC-by
imagen 3 | #Like 2 por misspixels con licencia CC-by-nc-nd

PLE: Aprendizajes Emergentes y Pedagogías Invisibles

mastereLearningTomando como punto de partida una entrada publicada hace varios meses y añadiendo varias ideas relacionadas con el diseño de actividades digitales de aprendizaje, así como la relación entre PLE y LMS, elaboré la semana pasada la siguiente presentación. El objetivo de la misma era utilizarla como soporte para un encuentro virtual con los alumnos y alumnas del Máster de e-Learning de la Universidad de Sevilla que dirige el profesor Carlos Marcelo, y del que fui alumno en una de sus primeras ediciones, un encuentro que se llevó a cabo el pasado lunes.

No hace falta que mencione, aunque ya lo estoy haciendo, la ilusión que me hizo recibir la invitación de Carlos a participar como profesor invitado en el módulo dedicado a las plataformas de aprendizaje y herramientas 2.0 para e-learning, donde también se ha trabajado el concepto de PLE.

Además de la charla a la que hacía referencia estoy participando en el Foro de esta unidad, en el que se están desarrollando interesantísimas conversaciones en torno al futuro de los LMS, al papel de las redes sociales en el e-learning o a la integración del concepto de PLE en el diseño instruccional de las actividades de cursos de e-learning, entre otros muchos temas. El nivel de los participantes en el curso es muy alto, y ha sido un placer tanto reencontrarse con algunos miembros de mi PLN como conocer a otros profesionales de la formación corporativa.

Sin duda hay un gran futuro para el e-learning.

E-Learning, MOOCificación y Artefactos Digitales

elearningSi el concepto de e-learning necesita ser revisado en los ‘manuales’ para incluir cualquier actividad de aprendizaje que integre el uso de las tecnologías, y superar su pasad de formación a distancia a través de Internet, la llamada “formación on-line” necesita hacer lo propio con sus estrategias y prácticas metodológicas.

Las redes sociales ponen diariamente en evidencia los cursos cerrados y diseñados bajo modelos ‘de arriba abajo’, en los que el experto y sus contenidos siguen jugando el mismo rol que en la formación presencial tradicional, dejando al aprendiz pocas oportunidades de elección o libertad en su proceso de aprendizaje. En los espacios no jerarquizados de las redes sociales vemos numerosas expresiones de aprendizajes informales y no formales, y no es complicado concluir que el aprendizaje es una experiencia social.

Tras un primer asalto para la democratización del conocimiento con las iniciativas OER [Open Educational Resources] de distintas universidades, los MOOC vienen a ofrecer un paso más a través de propuestas que van [o deberían ir] más allá de simplemente proveer de recursos abiertos libres.

De entre las cosas que hemos aprendido sobre MOOC [conectivistas], las que hacen referencia a la relación entre aprendiz y contenidos, y entre aprendiz y su comunidad, son las que nos llevan a pensar en la necesidad de MOOCificar nuestras actividades de formación en línea. La MOOCificación nos anima a centrar el proceso de aprendizaje en las conversaciones [y por tanto estimular las conexiones y la Red de los participantes] y en promover la creación de contenidos por parte de los aprendices.

Evidentemente, a diferencia de lo que puede ocurrir en un escenario presencial, en la formación virtual no cabe otro tipo de producción de contenidos que la digital, de modo que a un buen diseño instruccional le sigue una serie de tareas que persiguen que el estudiante sea capaz de evidenciar su aprendizaje a través de uno o varios artefactos digitales, y si además ese artefacto digital es capaz de narrar el propio proceso de aprendizaje, aún mejor.

tpack

Modelo TPACK

Si seguimos el modelo TPACK, en su última fase el docente [o en nuestro caso el diseñador instruccional] debe decidir que tecnologías son las más adecuadas para desarrollar las actividades propuestas, y aún más, en un modelo basado en la producción de artefactos digitales hay que decidir que tipo de artefacto es el idóneo según la actividad diseñada.

Para ayudar en este proceso hemos desarrollado desde Conecta13 un documento que hemos publicado con licencia Creative Commons, en el que ofrecemos una serie de actividades, el artefacto digital que se puede desarrollar con cada una de ellas y una propuesta de herramientas, en muchos casos pensando en dispositivos móviles como smartphones y tabletas.

El documento incluye una tabla donde encontrarás la relación entre actividades y artefactos, así como una ficha descriptiva por cada tipo de artefacto digital, con una breve síntesis del mismo, una propuesta de actividades y tres herramientas gratuitas disponibles en la Red con las que poder desarrollar dichos contenidos digitales.

Como he comentado anteriormente, este documento de Artefactos Digitales tiene una licencia Creative Commons de tal forma que puedes utilizarlo libremente siempre que:

  • Menciones al autor del mismo, en este caso Conecta13, Educación y Desarrollo Profesional S.L., con un enlace a nuestra web: http://conecta13.com.
  • No lo utilices con fines comerciales.
  • Si lo reutilizas para generar una obra derivada, esta tiene que estar publicada con la misma licencia (CC-by-nc-sa).
imagen | My Summer por Garrett Gill con licencia CC-by

Los MOOC como laboratorios para aprender sobre el aprendizaje

unpluggedEn noviembre de 2010 abría un borrador de  título ‘Todo aprendizaje ha de ser e-aprendizaje’, un artículo en el que quería compartir varias ideas sobre el papel [imprescindible] que hoy tienen [o deberían tener] las tecnologías en el aprendizaje, de tal modo que el término e-learning, que aquí traducimos con cierta libertad como e-aprendizaje, deja de ser un concepto asociado a los aprendizajes virtuales o de ser simplemente la actualización de la antigua formación ‘a distancia’ y aún más de la llamada ‘teleformación’.

El concepto de e-learning debe incluir hoy cualquier actividad de aprendizaje en la que se haga uso de las tecnologías en cualquier parte del proceso, algo más parecido a como Wikipedia define el término en la versión en inglés [¿quién se anima a actualizar la anticuada definición en castellano?].

Tras curiosear durante este fin de semana por el MOOC en 24 horas #MOOCMOOC tuve claro que aquel viejo borrador necesitaba salir a la luz dando un paso más: Todo aprendizaje ha de ser e-aprendizaje y todo curso se debería MOOCificar.

Es evidente que los MOOC son algo más que una tendencia en educación superior [que para algunos nace muerta], son una oportunidad para entender mejor cómo se producen los aprendizajes en la Red, cómo se generan comunidades y grupos cooperativos, cómo se filtran y comparten recursos y cómo toda esta actividad es capaz de generar conocimiento. Como dice Barry Peddycord III en el siguiente tweet, los MOOC son laboratorios para aprender acerca del aprendizaje.

tweetMOOCMOOC01

Desde este punto de vista, gracias a la experiencia acumulada en MOOC de todo pelaje, podemos diseñar escenarios de aprendizaje donde experimentar con nuevas estrategias, recursos y herramientas, algo que algunos han llamado ‘MOOCificar‘.

Según Sean Michael Morris, uno de los facilitadores de #moocmooc, la MOOCificación consiste en aprovechar [en un momento dado] el poder de una red para el aprendizaje: en lugar de crear un curso para construir una red, la MOOCificación se apoya en los nodos de una red para enriquecer una actividad de aprendizaje o una tarea. La MOOCificación también se refiere a un enfoque pedagógico inspirado en los MOOC que se implementa en cualquier otro tipo de curso.

Mirando hacia atrás la realidad es que el curso de PLE que llevamos a cabo para el INTEF realmente fue un curso con cierto nivel de MOOCificación, en tanto que el diseño de tareas buscaba deliberadamente trasladar la actividad desde la plataforma a las redes, estimular la interacción de los participantes ‘oficiales’ en el curso con distintos nodos, especialmente en Twitter, y la generación de nuevos, y en muchos casos valiosos, contenidos que los tutores nos encargamos de detectar y poner en valor, haciendo de Content Curators.

Y probablemente sea esta MOOCificación del curso a la que debamos gran parte del éxito del mismo, un resultado visible por la cantidad de docentes que a raíz del mismo se han incorporado de una forma activa a debatir, reflexionar y compartir recursos en la Red.

Y tú, ¿qué has aprendido participando en un MOOC que puedas aplicar en el diseño metodológico de tus cursos y actividades?

imagen | editada a partir de Unplugged – no computer, no internet, possible? de photosteve101, publicada originalmente bajo licencia CC-by

Nueva edición de eLearning Papers dedicada a los MOOC

eLearningPapers33Es sin duda uno de los temas más controvertidos del último año, los MOOC… ¿innovación pedagógica o cambio del modelo de negocio en educación superior?, ¿o quizá ambas cosas?.

Cada vez son más las publicaciones que se acercan a este tema y la clásica publicación virtual eLearning Papers no podía faltar. Su última edición, la número 33, está dedicada a los MOOC con el título ‘MOOC y más allá’.

Según los autores del editorial, Yishay Mor [responsable de uno de los MOOCs recientes más interesantes, OLDS MOOC] y Tapio Koskinen, los MOOC “…parecen aportar finalmente algunos de los cambios potenciados por la tecnología que habíamos estado esperando en el ámbito del aprendizaje durante prácticamente dos décadas”.

Este es el listado de artículos, con sus correspondientes enlaces, y autores:

Resumen de la Blogosfera Educativa [27 mayo-2 junio]

Este artículo recoge las aportaciones realizadas por los miembros del grupo ‘Lo mejor de la Blogosfera Educativa’ entre el 27 de mayo y el 2 de junio, filtrado a partir de una serie de etiquetas, previamente seleccionadas, relacionadas con las temáticas de esta bitácora.

Suscríbete al grupo para hacer tus aportaciones y consultar los recursos marcados por el resto de miembros del grupo.

Sigue leyendo

A %d blogueros les gusta esto: